Gedekesnasóngi " El niño lluvia". Cuento del pueblo indígena ayoreo en idioma zamuco.

Detalles

 

El cuento de " El Niño lluvia" fue producido en Zapocó, comunidad ayorea de Bolivia, entre el 10 y el 15 de julio; y fue narrado en idioma zamucopor don Chiñoy Picanerai, cacique mayor de la comunidad. 

 

Sinopsis

Cuando un joven ayoreo caminaba por el bosque, se encontró un niño que estaba perdido. Éste lo recogió y lo llevó a su aldea para alimentarlo y cuidarlo. Una vez que salieron de cacería, el joven ayoreo le pidió al niño que recoja agua de las raíces del Chipoy. Éste, que tenia el pelo largo, lo único que hace es exprimir su cabello sobre la tutuma hasta llenarla de agua. Así, el joven cazador percibe que el niño no era normal. Un día, cuando el joven salió nuevamente al bosque, se olvidó de recomendar a los otros niños de la comunidad que no jueguen torpemente con el niño, ya que éste no era gente. Cuando el joven abandonó la aldea, los otros niños jugaron a las patadas con el niño lluvia, un juego típico y tradicional ayoreo. Dado que el niño lluvia no sabía jugar, no disfrutó del juego: los otros niños lo maltrataron tanto que el niño lluvia se enfureció. Ya que se trataba del hijo de la lluvia, el niño provocó un diluvio, dejando a la intemperie al resto de los niños que se habían burlado de él, hasta que se convirtieron en sapos.

Elementos analítico-interpretativos. El relato se desarrolla en Zapocó, donde el joven cazador escuchó los sollozos del un niño que luego lo acoge y cuida en su hogar. En la interacción, el joven descubre sorprendentes dones en el niño, ya que éste puede hacer salir agua de sus cabellos. Cuando el joven cazador descuida al niño lluvia, éste se ve enfrentado con el desafío de interactuar con los otros niños de la aldea, quienes lo obligan a jugar un juego tradicional que le resulta desconocido y brusco; esta situación le enfurece mucho y mientras peleaba desprendía rayos de las axilas. Una vez terminado el juego, el niño lluvia, muy enojado, se refugia dentro de su choza junto con los niños que no participaron del juego. Una vez allí, cierra la puerta, echa a los niños que le habían hecho daño y provoca una lluvia tan fuerte que inundó todo alrededor. 

Este relato ayoreo muestra cómo se crearon muchas de las criaturas del agua, como los sapos y los peces. Dentro del relato se puede evidenciar una serie de elementos propios de una singular concepción del mundo, a partir de los cuales se puede comprender cómo esta cultura ha ocupado su territorio y se ha adaptado a sus condiciones medioambientales específicas.

Haciendo parte de un sistema de valores que ha sido transmitido de generación en generación, la cultura ayorea recurre a la narración oral para compartir mensajes de respeto hacia la naturaleza y entre las personas, así como los orígenes del entorno natural que le rodea. Este conjunto de valores sustenta, hasta nuestros días, la reproducción de una serie de prácticas y costumbres que vinculan de forma estrecha la sociedad con la naturaleza.

Asimismo, el conflicto interno del joven que no tuvo cuidado de advertir a los niños del pueblo sobre el niño lluvia, enseña también que hay que tratar con gentileza al forastero.

Elementos contextuales. El contexto geográfico del relato se desarrolla en la comunidad de Zapocó. Ésta se encuentra dentro del ecosistema denominado Bosque Seco Chiquitano, con remanentes de bosque semi-pantanoso del Este. Esta comunidad es relativamente pequeña y se halla flanqueada por el rio Zapocó, el cual corre de manera estacional, durante la época de lluvias, mientras que durante la época seca este se estanca en pozas. 

El término ayoreo es un denominativo que significa persona. Un rasgo especial del pueblo ayoreo es su profundo sentido comunitario y de solidaridad, su respeto del prójimo y de la naturaleza. La literatura al respecto indica que tenían como dioses tutelares a ciertas aves y que el chamanismo daba sentido a todas sus formas de integración social. 

Entre los ayoreo, el manejo de la lengua es cada vez más limitado. Muchos jóvenes y/o niños no dominan ni entienden la lengua, mientras que los adultos mayores (arriba de los 60 años) todavía la utilizan con fluidez, sobre todo en ámbitos de la vida doméstica cotidiana.

El narrador de la historia fue el señor Chiñoy Picaneray, Cacique Mayor de la comunidad, hombre de la tercera edad, que vive en la casa comunal  de Zapocó. Además de ser narrador del relato, don Chiñoy también canta. El instrumento que usa para interpretar sus cantos es una sonajera, hecha de una especie de tutuma (mate), árbol muy común dentro de este ecosistema. El sonido que éste emite se debe a la agitación de las semillas que contiene y la caja acústica que tiene el cuerpo del instrumento. Esta música es un canto tradicional que, según don Chiñoy, es la misma historia narrada la cual se canta de forma abreviada.

En el relato audiovisual se aprecia al Chiñoy Picaneray contando la historia ubicado en la cima de un pequeño cerro de roca negra llamado por la comunidad el Cotote. Este cerro es importante para la comunidad porque representa un lugar de reunión de los ancianos para tomar decisiones importantes. Ellos eligen este cerro porque se puede tener una vista plena de toda la comunidad, y según ellos dicen se puede tomar mejores decisiones si se puede ver el territorio de la comunidad.

 

El Tarope (Eichornnia crassipes) Es una planta propia de ecosistemas acuáticos semi estancados o estancados estacionalmente, muy comunes en el trópico y que además tiene una función importante como bio depuradores de aguas estancadas y también como absorbentes de metales pesados suspendidos en el agua, en el cortometraje se observa esta planta en la tutuma que le pasa el niño lluvia al joven que lo recoge en el camino, este tipo de vegetación acuática es muy típica de la zona en especial de las lagunas estacionales que se forman durante la época seca, en los meandros formados por el rio negro que atraviesa la comunidad de Zapoco.

El Cipoy es una planta suculenta, es un bio-indicador de ecosistemas secos deciduos  de aspecto muy parecido a una bromelia, muy común en la zona de la chiquitanía y que es utilizada por los pobladores de la región para extraer agua de sus raíces las cuales tiene la capacidad de retener agua en grandes cantidades. Esta planta se puede observar en el cortometraje, en el momento que  que el joven y el niño lluvia salen a melear (salir a buscar miel al bosque), y el joven le dice al niño lluvia que vaya a recoger agua de las raíces de Cipoy, en la escena se puede ver la planta (bromelia muy parecida a la piña), cuando el niño se agacha a recoger las raíces junto a la tutuma.

Historia y Área de influencia del relato. De acuerdo la información obtenida en el trabajo, este relato es muy conocido en Zapocó. Sin embargo, como explica don Chiñoy Picanerai, es muy difícil poder datar con exactitud su origen, pero asegura que éste fue transmitido oralmente durante varios años entre los miembros de la comunidad.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y SUGERIDA

Amarilla, Enrique. Evaluación general de actividades del año 1998: Comunidad de Aocojädi (ms.). 1998a

––––– Evaluación general de actividades del año 1998: Comunidad de Jesudi. (ms.). 1998b

––––– Evaluación de la alfabetización Totobiegosode. Filadelfia: Pro Comunidades Indígenas (ms.). 1998c

Amarilla-Stanley, Deisy. Oe chojninga. Relatos bilingües ayoreo-castellano. Biblioteca Paraguaya de Antropología, 40. Asunción: CEA-DUC. 2001  

APCOB (Acción y Promoción del Campesino Indígena del Oriente Boliviano). Ayoreo. http://www.apcob.org.bo/perfiles/etnico_ayoreo.htm. 2002

Ayala Crespo, Jhonny. Utilización de la fauna silvestre del grupo étnico Ayoréo de en la comunidad de Tobité, Santa Cruz, Bolivia. Tesis. Santa Cruz de la Sierra: UAGRM. 1997     

 

Realización y Producción: Productora Audiovisual DocuAndantes - La Casa de la Mirada

Coordinación, consulta, autorización y validación local: Chiñoy Picanerai (Cacique Mayor comunidad Zapocó) 

Dirección: Andrés Pérez Peláez

Investigación etno-lingüística y facilitación: Álvaro Javier Morón

Guión: Andrés Pérez, Isabel Domínguez, Bernd Fishermann

Narración y Traducción: Chiñoy Picanerai

Fotografía: Andrés Pérez Peláez

Maquillaje: Isabel Domínguez, Alvaro Javier Morón

Vestuario: Isabel Domínguez, Alvaro Javier Morón

Escenografía y decorados: Isabel Domínguez, Alvaro Javier Morón

 

Una iniciativa de 

Ministerio de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia 

OEI-Bolivia 

Financiado por AECID 

Con el apoyo de 

Ministerio de Comunicación del Estado Plurinacional de Bolivia 

CNC Concejo Nacional de CEPOS 

Bolivia TV 

 

LA PROPIEDAD INTELECTUAL DE LOS RELATOS QUE AQUÍ SE PRESENTAN CORRESPONDE, EN SU INTEGRIDAD, AL O A LOS PUEBLO(S) INDÍGENA(S) QUE LOS USAN, CONSERVAN Y TRANSMITEN DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN

 

EL OBJETIVO DE PRESENTAR AUDIOVISUALMENTE ESTOS RELATOS ES ESTRICTAMENTE EDUCATIVO. SE BUSCA LA REVALORIZACIÓN DE LA CULTURA, LA PROMOCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN EN LA POBLACIÓN BOLIVIANA EN GENERAL,Y LA REIVINDICACIÓN DE LA LENGUA, NO SÓLO COMO UN RECURSO COMUNICATIVO SINO TAMBIÉN COMO UNA PODEROSA HERRAMIENTA POLÍTICA E IDENTITARIA

 

POR TANTO, SE PERMITE LA COPIA, DIFUSIÓN Y EXHIBICIÓN DE ESTE PRODUCTO,

SIEMPRE Y CUANDO:

SE RECONOZCA LOS CRÉDITOS, NO SE ALTERE SU CONTENIDO Y,

SOBRE TODO, NO TENGA FINES LUCRATIVOS.

QUEDA PROHIBIDA SU COMERCIALIZACIÓN

 

   
   
© ALLROUNDER